Javier Alcaine

Javier Alcaine

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

La Ventana de Overton en la política

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

Hoy traigo a Vuelta y Vuelta un concepto que suena con más frecuencia en el ámbito de la comunicación política. Fue desarrollado en la década de los 90 por el profesor Joseph P. Overton cuando trabajaba para el Centro Mackinac de Políticas Públicas de Michigan. Pero no fue hasta después de su muerte que este modelo empezó a cobrar relevancia, y la publicación de un polémico artículo en 2014 lo terminó de popularizar.

Un modelo para entender cómo evolucionan las ideas

La Ventana de Overton de Posibilidad Política es un modelo para entender cómo las ideas de la sociedad cambian con el tiempo e influyen en la política. Explica – en palabras del actual director del Think Tank – “cómo estas ideas se ponen y pasan de moda, del mismo modo que la gravedad explica por qué algo cae a la tierra”. La intención de Overton era ilustrar a los potenciales donantes cuál era la función de un Think Tank. Para ello, creó un folleto vertical y un deslizador de cartón. En el folleto se enumeraban diferentes políticas sobre un mismo tema – por ejemplo, la educación – que iban desde la nula intervención hasta una completa financiación pública. La Ventana de Overton – el deslizador de cartón – se sitúa sobre el rango de ideas o políticas aceptadas por la sociedad en un momento determinado.

La cuestión clave

La idea central de Overton es que los políticos están limitados en cuanto a las políticas que pueden apoyar. Generalmente sólo persiguen políticas ampliamente aceptadas dentro de la sociedad. Es decir, como regla general, los políticos defenderán las ideas que se encuentran dentro de la Ventana de Overton. Por el contrario, constituye un riesgo político abanderar aquellas que se encuentren fuera de ella. 

En consecuencia, este modelo establece que la percepción pública influye en la política más de lo que pensamos. Apunta que los políticos no tienen esa capacidad de transformar la opinión pública que muchas veces se les presume. A veces pueden mover la ventana de Overton apoyando una política que se encuentra fuera de la ventana, pero esto es poco frecuente. Lo normal es que la ventana se mueva en función de un fenómeno mucho más complejo y dinámico: la evolución de los valores sociales

¡Son las instituciones sociales, amigo!

Son las instituciones sociales -familia, lugares de trabajo, amigos, medios de comunicación, iglesias, grupos de reflexión, escuelas – las que tienen más importancia en la configuración de la política. Overton creía que el papel de organizaciones como la suya no era presionar a los políticos para que apoyaran las políticas fuera de la ventana. Para él, la función de un Think Tank era convencer a los votantes de que las políticas fuera de la ventana deberían estar en ella. 

Si quieres legalizar una idea pero se encuentra fuera de la Ventana de Overton, en vez de tratar que los políticos la adopten, debes empezar desde abajo. Desde la sociedad, construyendo un clima de opinión favorable a tu idea. Si tienes suerte y tu mensaje funciona, los políticos se subirán a tu barco y tu idea tendrá posibilidades de legalizarse.

Una teoría política de manipulación social

En 2014 un columnista ruso, Evgueni Gorzhaltsán, publicó un artículo con la intención de demostrar cómo la Ventana de Overton es manipulable mediante técnicas de ingeniería social. A Gorzhaltsán se le atribuye la popularización de la Ventana de Overton como una técnica de manipulación social. En su artículo («¿Cómo legalizar cualquier fenómeno, desde la eutanasia hasta el canibalismo?») afirma que, gracias a esta técnica, es posible legalizar cualquier cosa siguiendo una serie de pasos o etapas.

Así, la acción conjunta entre el Estado y los medios de comunicación sería capaz de acabar  legalizando cualquier tema. Para ello es necesario conseguir que la opinión pública asuma como legítimas e incluso deseables posiciones que antes la misma sociedad consideraba impensables. En palabras de Gorzhaltsán, la manipulación de la Ventana de Overton «puede ser más eficaz que la carga nuclear como arma para destruir comunidades humanas«.

Legalizar lo impensable

Gorzhaltsán pone el ejemplo extremo de cómo convertir en aceptable la idea de legalizar el canibalismo. Esto no puede ser conseguido de la noche a la mañana, pues actualmente el canibalismo es considerado algo impensable, una locura en la sociedad de hoy. Se trata, nos dice, de un proceso gradual y sostenido en el tiempo en el que se emplearían técnicas sofisticadas aplicadas de manera coherente y sistemática y en el que la sociedad no se daría cuenta del proceso. Diferencia 5 etapas:

De lo impensable a lo radical

En esta fase, la idea de legalizar el canibalismo se encuentra en el nivel más bajo de aceptación en la Ventana de Overton. La sociedad considera esta idea como algo impensable, como un tabú. Para cambiar esto, amparándose en la libertad de expresión, se podría trasladar la cuestión a la esfera científica. Se podría organizar un simposio etnológico sobre rituales exóticos de las tribus de la Polinesia y discutir la historia del tema de estudio para obtener declaraciones autorizadas sobre el canibalismo. La idea es conseguir así la transición de la actitud negativa e intransigente de la sociedad a una actitud más positiva.

De lo radical a lo aceptable

En esta etapa hay que seguir apelando a los científicos y argumentar que uno no puede negarse a tener conocimientos básicos sobre el canibalismo. Aquel que se niega a hablar de ello es un hipócrita y un intolerante. Además de condenar la intolerancia, es necesario crear un eufemismo que disocie la esencia del fenómeno de su denominación. La elección de las palabras es fundamental porque éstas activan marcos mentales («La importancia de un buen marco«) en los que nuestras ideas tienen mayores o menores posibilidades de imponerse. Así, se sustituye canibalismo – y su alta carga connotativa – por antropofagia, y más adelante por antropofilia.

Además, es necesario crear un precedente de referencia, histórico, mitológico o simplemente inventado, el cual debe ser legitimado para ser utilizado como prueba de que, en principio, la antropofilia puede ser legalizada.

De lo aceptable a lo sensato

En esta etapa es importante promover ideas tipo: “el deseo de comer personas está genéticamente justificado”, “a veces una persona tiene que recurrir a eso, si se dan circunstancias apremiantes” o “un hombre libre tiene el derecho de decidir qué come”. La gente de a pie que no quiere ser indiferente al problema y que reacciona a esto, se convierte para la opinión pública en enemigos radicales cuyo papel es representar la imagen de psicópatas enloquecidos, oponentes agresivos de la antropofilia que llaman a quemar vivos a los caníbales, junto con otros representantes de las minorías.

En esta etapa expertos y periodistas demuestran que durante la historia de la humanidad siempre hubo ocasiones en que las personas se comían unas a otras, y que eso era normal.

De lo sensato a lo popular

Los medios de comunicación, con la ayuda de personajes conocidos y políticos, ya hablan abiertamente de la antropofilia. El fenómeno empieza a aparecer en películas, letras de canciones y vídeos de Youtube. Se utiliza también la técnica de promoción de referencias a personajes históricos destacados que, aunque en secreto, practicaban la antropofilia. A los que fueron juzgados y castigados por cometer este delito se los justifica, creando una narrativa que los convierta en víctimas, pues la vida y sus circunstancias les obligaron a practicar la antropofilia.

De lo popular a lo político

En esta etapa se prepara a la opinión pública para legalizar el fenómeno.  Los grupos de presión publican encuestas que confirman la supuesta existencia de un alto porcentaje de partidarios de la legalización de la antropofilia en la sociedad. En la conciencia pública aparece un nuevo dogma: “La prohibición de comer personas está prohibida”. Para Gorzhaltsán, cuando la Ventana de Overton se desplaza de lo popular a lo político, la sociedad ha sufrido una ruptura, una alteración de las normas de la existencia con la incorporación de nuevas leyes y costumbres. 

Gorzhaltsán cree que la Ventana de Overton puede extrapolarse a cualquier fenómeno y que es especialmente fácil de aplicar en sociedades como la nuestra. Una sociedad que no tiene ideales fijos y sin una clara distinción entre el bien y el mal. En este contexto, determinadas ideas, al abrigo del relativismo endémico en el que vivimos, pueden lograr imponerse si cuentan con la maquinaria mediática adecuada que la sitúe en el debate y en la mente de la opinión pública. 


Javier Alcaine es periodista y consultor político

Más artículos

Entrevista Irene Matías Campano – APRI

Desde Vuelta y Vuelta siempre hemos abogado por la profesionalización y consecuente institucionalización del lobby, al considerarlo una actividad fundamental para la

Otros análisis

javier alcaine

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

álvaro garcía

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

gabriela páez

venezuela

...
...
...
...
...
......

...

...

..


............



......

rodrigo gómez

españa

Rodrigo estudió la carrera millennial por excelencia -Administración y Dirección de Empresas- para después vivir un periplo por diversas multinacionales en los campos del marketing y las ventas.

En 2019 decide tirarse a la piscina y mudarse a Pamplona para seguir su vocación y cursar el Máster en Comunicación Política y Corporativa.

Desde entonces vive entre la comunicación, los asuntos públicos y la política: Hic manebimus optime.

teófilo beato

argentina

Para Perón la única verdad es la realidad, pero estoy convencido de que esta varía según quien la percibe, estando influenciados por nuestras características personales y el entorno que nos rodea. En VYV comparto mi perspectiva.

Argentino (con todo lo que implica, luces y sombras). Abogado por la Universidad Torcuato Di Tella y Máster en Comunicación Política y Corporativa por la Universidad de Navarra. En VYV, trataré de volcar algo de lo que mi recorrido en el mundo del derecho corporativo y los asuntos públicos me aportó, me aporta, y me aportará (crucemos los dedos).

Escuchemos el doble de lo que hablamos, por algo tenemos dos orejas y una sola boca.

andrés laguna

panamá

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.