Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

La era de Biden y Harris: análisis del discurso inaugural

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

El presidente Joe Biden inicia su mandato con un discurso que apela directamente a la clase trabajadora estadounidense. Específicamente, a aquellos segmentos poblacionales que estadísticamente favorecieron la nómina del expresidente Trump. No fue un discurso cargado de las metáforas y la retórica poética de su predecesor y antiguo jefe, Barack Obama. Sus palabras directas iban dirigidas con la intención de llegar a los corazones de los que se han “sentido apartados”.

“Miren, entiendo que muchos de mis compatriotas ven el futuro con miedo y trepidación. Entiendo que se preocupan por sus trabajos. Entiendo que, como mi padre, se acuestan en las noches, observando el techo y preguntándose, ¿podré mantener los cuidados de mi salud (healthcare)? ¿Podré pagar mi hipoteca? Piensan en sus familias y lo que vendrá después. Les prometo, lo entiendo.”

El tema del discurso de 21 minutos fue la unidad. Utilizó el término ocho veces. Más allá del recurso de la repetición para transmitir su mensaje, la audiencia objetivo que escogió comunicarle es evidencia del alcance que quiere obtener, no solo en la solemnidad de la ceremonia, sino en el transcurso de su administración.

Tan solo observar la composición del Senado es muestra suficiente del grado de división en Estados Unidos. Votos de importante consecuencia están sujetos a las líneas partidarias, siempre con una o dos excepciones que últimamente deciden el curso de la política pública de la potencia.

Unidad como narrativa y como política

En el imaginario Biden, la unidad es la receta para que el país salga airoso de las crisis que lo aquejan. Como viene diciendo desde la campaña, la administración Biden-Harris ha definido cuatro crisis puntuales. Son el coronavirus, el cambio climático, el racismo sistémico y la recuperación económica. El presidente marcó un tono de conciliación y concordia, a pesar de los desafortunados y antidemocráticos ataques al Capitolio el 6 de enero, que generaron el repudio del mundo. Este episodio de violencia y terrorismo doméstico sirvió como marco para informar la totalidad de su mensaje.

De esta manera, junto a la unidad, la democracia y su victoria sobre las fuerzas domésticas que la antagonizan se convierte en otro tema clave del lanzamiento de este periodo post-trumpiano y post-pandémico. El presidente habló de la “causa de la democracia”, algo que a pesar de sus similitudes conceptuales y filosóficas, se diferencia del tradicional discurso estadounidense de la “causa de la libertad”, popularizado por el presidente Bush durante la mal informada invasión de Iraq a principios del siglo.

La línea señala un reconocimiento a los retos internos que debe encarar su administración, entre ellos defender la Constitución y el país contra los “enemigos extranjeros y domésticos”. De hecho, el tono de Biden se volvió desafiante y severo, aludiendo directamente a los antipatriotas que asediaron el Capitolio:

“Aquí estamos frente al Potomac y el Cementerio de Arlington, donde los héroes que dieron su última y toda medida de devoción descansan en paz eterna. Y aquí estamos a solo días que una turba desenfrenada creyó que podría utilizar la violencia para silenciar la voluntad del pueblo, de detener nuestra democracia, de sacarnos de este terreno sagrado. No ocurrió. Nunca ocurrirá. No hoy, no mañana, nunca. Nunca.”

Símbolos

También hubo instantes de inmensa solemnidad. El más impactante de todos fue el momento de silencio en respeto a las más de 400 mil vidas cobradas por el virus letal y la negligente administración federal saliente.

La inauguración constituyó un ritual sagrado cargado de simbolismo en tiempos novedosos y turbulentos. Las más de 200 mil banderas que adornaban el National Mall, la presencia de dignatarios de ambos partidos, el compromiso del presidente Biden de retomar compromisos internacionales con aliados y socios denotan el inicio de una nueva era.

La vicepresidente Kamala Harris fue quizás el símbolo de mayor trascendencia, al convertirse en la primera afroamericana, asiática y mujer vicepresidente de Estados Unidos. Es un hito sin precedentes. Sonia Sotomayor, la primera mujer latina en la Corte Suprema de Justicia, juramentó a Harris.

Su atuendo púrpura, la aleación del rojo republicano y el azul demócrata, refuerza vívidamente el mensaje de unidad que busca trasmitir el nuevo jefe de Estado de la primera potencia del hemisferio y del mundo.

Ya la nueva administración expuso sus prioridades e incluso lanzado planes de acción para programas clave, incluyendo la logística de vacunación. Se queda corto decir que empiezan con retos de importante calado. Sin embargo, este discurso, los símbolos expuestos y las acciones tomadas en este primer día de la nueva era, marcan el tono unificador y democrático que se espera de los “líderes del mundo libre” y que, como apuestan Biden y Harris, será la base para encarar los desafíos titánicos que les esperan.  


Andrés Laguna Martino es licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica de la Syracuse University (Nueva York) y máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra

Más artículos

Entrevista Irene Matías Campano – APRI

Desde Vuelta y Vuelta siempre hemos abogado por la profesionalización y consecuente institucionalización del lobby, al considerarlo una actividad fundamental para la

Otros análisis

javier alcaine

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

álvaro garcía

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

gabriela páez

venezuela

...
...
...
...
...
......

...

...

..


............



......

rodrigo gómez

españa

Rodrigo estudió la carrera millennial por excelencia -Administración y Dirección de Empresas- para después vivir un periplo por diversas multinacionales en los campos del marketing y las ventas.

En 2019 decide tirarse a la piscina y mudarse a Pamplona para seguir su vocación y cursar el Máster en Comunicación Política y Corporativa.

Desde entonces vive entre la comunicación, los asuntos públicos y la política: Hic manebimus optime.

teófilo beato

argentina

Para Perón la única verdad es la realidad, pero estoy convencido de que esta varía según quien la percibe, estando influenciados por nuestras características personales y el entorno que nos rodea. En VYV comparto mi perspectiva.

Argentino (con todo lo que implica, luces y sombras). Abogado por la Universidad Torcuato Di Tella y Máster en Comunicación Política y Corporativa por la Universidad de Navarra. En VYV, trataré de volcar algo de lo que mi recorrido en el mundo del derecho corporativo y los asuntos públicos me aportó, me aporta, y me aportará (crucemos los dedos).

Escuchemos el doble de lo que hablamos, por algo tenemos dos orejas y una sola boca.

andrés laguna

panamá

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.