Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

¿La cura de la polarización es Clubhouse?

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

Como comentaba en mi parecer de la semana pasada, Clubhouse se está posicionando de manera revolucionaria. Con el uso de la voz y a través de una interfaz amigable, esta aplicación representa oportunidades para creadeores de contenidos, emprendedores e incluso políticos. En definitiva, se está convirtiendo poco a poco en una fuerza disruptora en el mundo profesional y en las relaciones interpersonales. 

Implicaciones sociales de Clubhouse

Luego de discutir las bondades de Clubhouse (y de moderar mi primer room) me pregunté como cabe esta aplicación en el entorno sociopolítico global actual. La sociedad está cada vez más sujeta a las manías del hardware y los algoritmos. Hemos creado distancias entre nosotros físicamente al estar con el móvil a cada minuto. Pero también en la esfera social virtual, los algoritmos nos curan la información para que se ajuste a nuestras preferencias ideológicas y políticas, sumiéndonos en cámaras de eco que solo confirman nuestros sesgos. Esto lo discutimos en nuestra conversación con el periodista argentino Luciano Román

Cada vez más distantes

Hemos potenciado una crisis de “soledad”. Este es el argumento del Senador Republicano Ben Sasse en su libro Them: Why we hate each other and how to heal, una lectura que recomiendo por su crudeza, su intelectualidad y su sesudo análisis. Apoyándose en el trabajo de sociólogos como Sherry Turkle del Massachusetts Institute of Technology (MIT), Sasse describe una “epidemia de soledad” caracterizada por el constante movimiento físico de los profesionales de una ciudad a otra, una dieta de medios que viven por el clickbait  y por la dependencia y afición humana a esa computadora en nuestros bolsillos. En esencia, su argumento estipula que la falta de arraigo a una comunidad es lo que crea y potencia divisiones sociales.

Tendemos entonces a asociar las redes con la polarización. Sin duda ese es el caso de espacios como Reddit. Sasse explica en Them cómo personas sin cara y sin nombre (bueno, con “nombres de usuario” escuetos) atacan sin necesidad de responder y sin ganas de matizar. El anonimato de las redes exacerba la polarización, puesto que los sin-cara no tienen que rendir cuentas.

Remediando la situación

Sin embargo, creo que Clubhouse puede empezar a revertir esta tendencia. En Clubhouse tienes que dar la cara (aunque sea solo con tu foto de perfil) y sobre todo, tienes que hablar. No estás restringido a 140 caracteres, ni a 1 minuto de vídeo. Puedes conversar, matizar, discutir y explicar. Este es un lujo que las otras redes no permiten tan fácilmente. Puedes intercambiar y crear comunidades basadas sí, en intereses (y sesgos) compartidos. Pero también en el disenso y en la búsqueda de puntos en común por medio de conversaciones estimulantes. 

Mi primer room, comoderado por Alfonso Grimaldo, fue pequeño pero fue todo un éxito. Los participantes no estaban de acuerdo con algunos de mis planteamientos. Hubo disenso y debate. Pero al final logramos encontrar esos puntos en común por medio de la conversación informada. Esa es otra de las ventajas de Clubhouse. Parece que exhorta a la gente a informarse antes de entrar en un room. En ese sentido, (y esto es incluso más importante) estimula la curiosidad y, por lo tanto, disemina conocimiento. 

Clubhouse no es ninguna panacea. La aplicación sigue teniendo en cuenta tus intereses algorítmicamente. En la irreversible globalización, nos seguiremos moviendo entre trabajos y ciudades y seguiremos dependiendo de las facilidades que ofrece la tecnología. Pero ahora tenemos en ese espacio virtual (donde prácticamente residimos), la oportunidad de conocer nuevas personas y conversar. Por más antigua que es la práctica de la conversación, sigue siendo la base de todo lo revolucionario. A ver si a través del habla, creamos comunidades y arraigo—


Andrés Laguna Martino es licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica de la Syracuse University (Nueva York) y máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra

Más artículos

El verano más frío

Nevaba. No precipitaba así en los veranos de la patria. Tampoco que era verano. En los círculos tropicales cae esa lluvia fría

Cumbres, cumbres y más cumbres

En junio pudimos ser testigos del ápice del glamour político, producto de las agendas de la globalización. El espectáculo y el postureo

Otros análisis

javier alcaine

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

álvaro garcía

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

gabriela páez

venezuela

...
...
...
...
...
......

...

...

..


............



......

rodrigo gómez

españa

Rodrigo estudió la carrera millennial por excelencia -Administración y Dirección de Empresas- para después vivir un periplo por diversas multinacionales en los campos del marketing y las ventas.

En 2019 decide tirarse a la piscina y mudarse a Pamplona para seguir su vocación y cursar el Máster en Comunicación Política y Corporativa.

Desde entonces vive entre la comunicación, los asuntos públicos y la política: Hic manebimus optime.

teófilo beato

argentina

Para Perón la única verdad es la realidad, pero estoy convencido de que esta varía según quien la percibe, estando influenciados por nuestras características personales y el entorno que nos rodea. En VYV comparto mi perspectiva.

Argentino (con todo lo que implica, luces y sombras). Abogado por la Universidad Torcuato Di Tella y Máster en Comunicación Política y Corporativa por la Universidad de Navarra. En VYV, trataré de volcar algo de lo que mi recorrido en el mundo del derecho corporativo y los asuntos públicos me aportó, me aporta, y me aportará (crucemos los dedos).

Escuchemos el doble de lo que hablamos, por algo tenemos dos orejas y una sola boca.

andrés laguna

panamá

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.