Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

Introducción al Lobby: descifrando el enigma

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

Asuntos Públicos, Relaciones Institucionales, Diplomacia Corporativa, Asuntos Gubernamentales, Gestión de Grupos de Interés, Lobby. Cuanto mayor sea nuestro conocimiento sobre el vínculo entre organizaciones de la sociedad civil, la Administración Pública y el poder político, más familiarizados estaremos con los términos recién enunciados, aunque muchas veces no tengamos muy claro qué significan, o qué hacen quienes se dedican a «ello».

Asimismo, aquellos cuya ocupación sea totalmente ajena a dicho entorno, es probable que no cuenten con la información mínima necesaria para inferir de qué se habla cuando se habla de lobby. Y ante tal desconocimiento, buena parte de la responsabilidad puede atribuírsele a la profesión misma, que tras siglos de vigencia, recién en los últimos años ha acelerado a escala internacional un proceso de institucionalización, profesionalización y transparencia.  

Sobre tal cuestión se enfocará esta entrega. Contribuir a correr el manto de misterio sobre una práctica históricamente rodeada de suspicacia y connotaciones desfavorables, pero tan añeja como imprescindible, más aún en tiempos como el actual, tan álgido, polarizado y complejo.

Un poco de historia

La traducción al español indica que lobby significa literalmente ‘vestíbulo’. Y su acepción como ‘presión’ o ‘grupo de presión” se remonta a la Inglaterra de los Siglos XVII y XVIII, producto de la interacción, en los vestíbulos de Westminster, entre los representantes de los principales actores sociales y los miembros del Parlamento, donde los primeros manifestaban sus intereses e inquietudes, con la intención de influir en la toma de decisiones políticas.

Otro relato más cercano en el tiempo, indica que fue Ulysses S. Grant el gran impulsor del término en suelo estadounidense. Aparentemente, el presidente de los Estados Unidos entre 1869 y 1877 solía llamar ‘lobistas’ a quienes recurrentemente se le acercaban en el vestíbulo del Hotel Willard de Washington, invitándole bebidas y ofreciéndole conversación con el objetivo de tener injerencia en las regulaciones que afectaban sus intereses.

The Willard Hotel

En cualquier caso, de la etimología del concepto concluimos que se trata de la práctica mediante la cual representantes de la sociedad civil, trasladan de primera mano a políticos y funcionarios públicos sus pareceres e inquietudes, con el objetivo de que sean tenidos en cuenta a la hora de legislar sobre aquello que repercute en su ámbito.

El imaginario colectivo

Sean grandes corporaciones, PyMEs, asociaciones empresarias, organizaciones sindicales, u ONGs, los actores de la sociedad civil tienen sobrados motivos para discutir con funcionarios y políticos los aspectos más relevantes que inciden en el desarrollo de su actividad.

Lo que resulta imperioso dejar en claro para el gran público, es que la gestión de intereses no es una actividad al borde de lo ilícito que opera en las sombras, en la que entre partidas de póker y cócteles hollywoodenses se intercambian maletines colmados de ‘Benjamins’ al mejor estilo Floyd Mayweather.

Miniserie El Lobista (2018)

A lo largo del tiempo un sinfín de casos condenables y espurios han tenido lugar alrededor del mundo, a toda escala y superando cualquier ficción. Ello no es ninguna novedad. Los hubo, los hay, y los habrá. Pero como en toda disciplina y ámbito de la vida, el obrar inescrupuloso e imprudente de algunos, no puede condenar la credibilidad y la integridad del resto.

El lobby hoy

Actualmente, infinidad de actores se relacionan con quienes los regulan o elaboran la normativa que les es aplicable, intentando que sus perspectivas sean consideradas y se salvaguarden sus intereses. Y está bien que así sea, ya que se trata de la participación ciudadana en asuntos de interés público, lo que constituye uno de los pilares de todo proceso democrático.

Compartiendo lo afirmado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el lobbying puede proporcionar datos e información valiosos a los encargados de la toma de decisiones, para que actúen de manera razonada y eficiente en la implementación de políticas públicas.

«Un lobista tarda diez minutos en explicarme lo que a mis asesores les lleva tres días»

John F. Kennedy

En España, la Asociación de Profesionales de las Relaciones Institucionales (APRI), institución pionera fundada en 2008, desarrolla una incesante labor fomentando la profesionalización y la transparencia de la actividad, bajo principios éticos que contribuyan a derribar los preconceptos ya mencionados, asociados a operaciones opacas y vínculos de dudosa legalidad.

Entre los beneficios que una correcta práctica del lobby reporta, APRI destaca:

  • La mejora en la interlocución de los gobiernos y los partidos políticos con los representantes de la sociedad civil.
  • El acceso de los decisores a información técnica y sectorial que facilite su labor ejecutiva, legislativa y/o reguladora.
  • La posibilidad de que el sector empresario, las organizaciones sociales, o las asociaciones sindicales estén informados acerca de las prioridades del sector público.
  • La promoción del debate sobre los principales asuntos de la agenda pública.

Aún queda mucho por hacer, principalmente en cuanto a la regulación del lobby como tal, creando registros fidedignos que incluyan a las organizaciones y profesionales involucrados, junto con la elaboración de mecanismos efectivos que garanticen la transparencia, la rendición de cuentas y faciliten la participación ciudadana en el ámbito político.

Salvo casos como los de Colombia, Perú, Chile y México, en buena parte de los territorios de habla hispana -España y Argentina incluidos- existe una gran deuda de la dirigencia política, tendiente a consensuar una legislación nacional que siente las bases y los parámetros mínimos sobre los cuales estructurar el adecuado ejercicio de la profesión.

No obstante, la sanción de diversa normativa a nivel supranacional (como el Registro de Transparencia de la UE), subnacional (estadual, provincial o autonómica, según el caso), o aplicable a instituciones específicas (legislaturas, organismos, etc.), denota la importancia que está cobrando la materia en todo Occidente, en el marco de fuertes demandas sociales contra la corrupción y el abuso del poder político.

Agrupaciones como la mencionada APRI, junto con Dircom en España, CPRP en Argentina, PRORP en México, o la internacional Global Alliance, al hacer «lobby por el lobby», son fundamentales para la institucionalización y el fortalecimiento de la actividad.

Finalmente, espero que lo aquí comentado resulte de utilidad para quienes mantenían una concepción un tanto difusa sobre todo lo relacionado a la gestión de intereses, o incluso para quienes desconocían de plano sus pormenores.


Teófilo Beato es abogado por la Universidad Torcuato Di Tella (Argentina), máster en Comunicación Política & Corporativa por la Universidad de Navarra, y cofundador de Vuelta y Vuelta.

Más artículos

El verano más frío

Nevaba. No precipitaba así en los veranos de la patria. Tampoco que era verano. En los círculos tropicales cae esa lluvia fría

Cumbres, cumbres y más cumbres

En junio pudimos ser testigos del ápice del glamour político, producto de las agendas de la globalización. El espectáculo y el postureo

Otros análisis

javier alcaine

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

álvaro garcía

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

gabriela páez

venezuela

...
...
...
...
...
......

...

...

..


............



......

rodrigo gómez

españa

Rodrigo estudió la carrera millennial por excelencia -Administración y Dirección de Empresas- para después vivir un periplo por diversas multinacionales en los campos del marketing y las ventas.

En 2019 decide tirarse a la piscina y mudarse a Pamplona para seguir su vocación y cursar el Máster en Comunicación Política y Corporativa.

Desde entonces vive entre la comunicación, los asuntos públicos y la política: Hic manebimus optime.

teófilo beato

argentina

Para Perón la única verdad es la realidad, pero estoy convencido de que esta varía según quien la percibe, estando influenciados por nuestras características personales y el entorno que nos rodea. En VYV comparto mi perspectiva.

Argentino (con todo lo que implica, luces y sombras). Abogado por la Universidad Torcuato Di Tella y Máster en Comunicación Política y Corporativa por la Universidad de Navarra. En VYV, trataré de volcar algo de lo que mi recorrido en el mundo del derecho corporativo y los asuntos públicos me aportó, me aporta, y me aportará (crucemos los dedos).

Escuchemos el doble de lo que hablamos, por algo tenemos dos orejas y una sola boca.

andrés laguna

panamá

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.