Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

Entrevista Irene Matías Campano – APRI

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

Desde Vuelta y Vuelta siempre hemos abogado por la profesionalización y consecuente institucionalización del lobby, al considerarlo una actividad fundamental para la generación de relaciones productivas y duraderas entre los representantes de la sociedad civil, los representantes políticos y la administración pública.

En línea con ese compromiso, Teófilo Beato ha tenido el placer de conversar con Irene Matías Campano, Directora General de la Asociación de Profesionales de las Relaciones Institucionales de España (APRI). Desde su lugar de experta en asuntos públicos, relaciones institucionales y comunicación estratégica, Irene nos ha compartido sus impresiones respecto a diversos aspectos del ámbito, como la suspicacia que aún rodea al lobby, la necesidad de regulación, y la actualidad de APRI.


VYV: Existe mucho misticismo y suspicacia entorno al lobby, alimentado en parte por la ficción, y también por casos de personajes de la vida real sin demasiados escrúpulos. Para no meter a todos en la misma bolsa, ¿cómo definirías esta actividad y cuál es su importancia en la sociedad?

IMC: El lobby es la función de trasladar intereses legítimos de organizaciones, con o sin ánimo de lucro, a las administraciones públicas o a los poderes legislativos y ejecutivos con el objeto de influir en las políticas públicas. Es una herramienta legítima, democrática y eficaz, que garantiza la representatividad y el diálogo, facilitando conocimiento técnico a los gobernantes y decisores públicos, mejorando el proceso de toma de decisiones.

Para que la actividad de lobby beneficie a la sociedad y se aleje de toda suspicacia, hay que establecer normas claras que doten a la actividad de mayor transparencia, como el registro obligatorio de los grupos de interés, la publicación de la agenda de los altos cargos o el desarrollo de la huella normativa. Es la manera de asegurar que existe igualdad de acceso de todos los intereses y de alejar la práctica del lobby de toda sospecha ya que cuanta más transparencia, dialogo y puntos de vista haya a la hora de elaborar normas y tomar decisiones, mejor será para la sociedad en su conjunto.

El lobby es una herramienta legítima, democrática y eficaz, que garantiza la representatividad y el diálogo

Irene Matías Campano
¿La pandemia ha puesto en primer plano el valor de las relaciones institucionales como forma de alinear intereses y prioridades entre el sector público, el tejido productivo y los representantes de la sociedad civil?

Los profesionales de las relaciones institucionales y asuntos públicos llevamos tiempo trabajando en la interlocución con las administraciones públicas y con los decisores políticos. La pandemia simplemente ha venido a demostrar que es una actividad eficaz, en momentos de crisis y cambio.

La pandemia ha traído una profusión y complejidad normativa con evidentes consecuencias en el desarrollo económico y social, por lo que tanto las grandes como las pequeñas organizaciones, ya sean con o sin ánimo de lucro, se han dado cuenta de lo importante que es mantener un diálogo constante y fluido con los decisores públicos y políticos.

Cuando nos enfrentamos a una crisis de estas dimensiones, hay que saber a quién dirigirse de manera rápida y eficaz, y cómo trasladar las necesidades reales de las organizaciones o colectivos en ese momento. Asimismo, hay que saber alinear los intereses y prioridades del sector público con los intereses empresariales, sectoriales o de determinados colectivos. Ahí los profesionales de las relaciones institucionales y asuntos públicos juegan un papel muy importante, ya que actúan como canal entre los intereses públicos y privados.

Recientemente, el ministro de Política Territorial y Función Pública de España, Miquel Iceta, ha manifestado su intención de agilizar la tramitación de una norma que, de una vez por todas, regule el lobby en el país, algo por lo que APRI viene abogando desde su fundación en 2008. ¿Les sorprendió la noticia o se trata de algo que más pronto que tarde tenía que suceder?

La regulación de la actividad de lobby es algo que APRI lleva muchos años pidiendo, para que la actividad en España se la dote de determinadas herramientas de transparencia y se normalice. En APRI hemos participado activamente en los sucesivos intentos de regulación, tanto a nivel nacional como autonómico.

En esta legislatura, la regulación de los lobbies estaba en el acuerdo de Gobierno entre Unidas Podemos y PSOE, pero tenían previsto que el proyecto de ley de entrara en el Congreso a lo largo de 2023. Si la legislatura llega a su fin, nos dimos cuenta de que era totalmente imposible que se pudiera concluir la tramitación parlamentaria de este tema en meses, perdiendo todo el trabajo realizado. Además, con la llegada de los fondos europeos de reconstrucción, debería haber mecanismos que aseguren la transparencia en la gestión de los mismos.

Por eso, en APRI hicimos lobby y nos dirigimos a varias instituciones para trasladar la necesidad urgente de una regulación de los lobbies. Por el momento, hemos conseguido que se adelante con la entrada del nuevo ministro de Política Territorial y Función Pública. Ahora lo importante es que se tramite de forma adecuada cuanto antes, pues la puesta en marcha de este tipo de normas tendrá un impacto directo en la gestión administrativa y la toma de decisiones públicas no solo respecto a los fondos europeos, si no en la futura reconstrucción de España.

El crecimiento de APRI en los últimos años ha sido espectacular. Hemos pasado de 80 profesionales asociados a 140 profesionales asociados y 14 organizaciones en apenas dos años

IRENE MATÍAS CAMPANO
La existencia de normativa específica en países como Francia, Alemania o el Reino Unido, así como la creación en 2011 de un Registro de Transparencia por parte de la Comisión y el Parlamento Europeo, generan cierta sensación de “atraso”, que ubicaría a España en una posición menos favorable de cara al extranjero, se trate de gobiernos o de potenciales inversores. ¿A qué se le atribuye tal dilación?

El retraso se debe principalmente a la falta de voluntad política. Ha habido ya varios intentos fallidos que no han superado la legislatura. Muchos lo achacan a la complejidad de la norma, pero en APRI creemos que eso no es justificación suficiente, ya que tenemos ejemplos en Europa y en varias Comunidades Autónomas que han salido adelante y funcionan bastante bien.

El pasado 3 de marzo la Asamblea General de APRI ha aprobado por unanimidad un nuevo Código de Conducta, en línea con el objetivo de impulsar, mediante la autorregulación, una mayor profesionalización y buenas prácticas del sector del lobby en España. ¿Cuáles han sido los motivos que llevaron a esta renovación, y cuáles son las principales modificaciones introducidas?

El principal motivo de la actualización del código de conducta de APRI ha sido la necesidad de adaptar nuestra autorregulación a la profesión de hoy. Toda las profesiones evolucionan y la de los lobistas a medida que se va consolidando, evoluciona más rápido. Además, el código de conducta de APRI era del 2011. En 10 años la profesión ha evolucionado, y el nuevo código de conducta recoge cómo entendemos la profesión hoy en día y ante una falta de regulación de la actividad, tenemos que ser exigentes con nuestra profesión. Cada uno de los artículos de este nuevo código recoge un aspecto esencial para asegurar el buen desarrollo de la actividad del lobby.

Para actualizarlo, hemos estudiado los códigos de conducta de la actividad de lobby existentes en España y Europa. En esa revisión nos dimos cuenta que el código de conducta de APRI era bastante avanzado y compartía la mayoría de los principios de otros códigos de conducta, por lo que simplemente hemos añadido dos principios que no aparecían en nuestro código de conducta: el principio de vinculación normativa, para que los socios cumplan los principios del código, y el principio de confidencialidad, que obliga a no difundir la información de carácter confidencial que los profesionales del lobby conozcan en el ejercicio de su actividad. Asimismo, hemos revisado el principio de incompatibilidad y desconexión, y ahora es algo más estricto que la actual legislación aplicable a las incompatibilidades.

Existen varias organizaciones a nivel internacional que articulan a diversas instituciones de rango nacional. Sin ir más lejos, APRI es socio fundador de PACE (Public Affairs Community of Europe), que actúa a nivel continental. ¿Cómo es la relación y la dinámica de trabajo entre sus miembros? ¿Asimismo, tiene APRI vínculo con asociaciones pares de América Latina?

El PACE es una plataforma de asociaciones de asuntos públicos europeos, creada oficialmente en el 2018, como resultado de reuniones que venían manteniendo varias asociaciones de lobistas de distintos países. La plataforma la promovió APRI junto con la asociación italiana. Actualmente, está formada por 12 organizaciones de asuntos públicos, entre los que se encuentran representantes de países como Suiza, Portugal, Grecia, España, Italia, Bélgica, República Checa, Austria, Rumanía, Alemania, Francia e Inglaterra.

La plataforma se reúne con carácter anual y se ha convertido en un punto de encuentro donde compartir experiencias y buenas prácticas entre organizaciones representativas del sector del lobby en Europa.

En Latino América todavía no existen vínculos con otras asociaciones, aunque nos han contactado profesionales del lobby en América Latina que han manifestado su interés por APRI, como organización referente.

Desde su fundación, la labor de APRI se ha solventado en la perseverancia y la tenacidad, expandiendo poco a poco su comunidad e incrementando su influencia, hasta llegar a lo que es hoy, una institución referente en España y Latinoamérica. Si bien todavía queda mucho por hacer, ¿qué balance haces de lo hecho hasta el momento y qué objetivos te fijas para tu gestión como Directora General?

La verdad es que estoy muy satisfecha. El crecimiento de APRI en los últimos años ha sido espectacular. Hemos pasado de 80 profesionales asociados a 140 profesionales asociados y 14 organizaciones en apenas dos años. Además, hemos incrementado el número de actividades, la presencia en redes y medios de comunicación y nos hemos digitalizado adaptándonos a las circunstancias.

Sin embargo, no nos podemos conformar, tenemos mucho trabajo por delante, la profesión de las relaciones institucionales, asuntos públicos y lobby se está consolidando y sigue estando en el punto de mira, por lo que tenemos que ser exigentes.

Hay todavía mucho desconocimiento y falta de información sobre la profesión, y ahí APRI jugará un papel muy importante en los próximos años. Tenemos que seguir trabajando para poner en valor la actividad, no solo entre el sector público, sino también entre el sector privado, y dotarla de las mejores prácticas y buenos profesionales. También creemos que es muy importante desarrollar una labor de divulgación y educación sobre lobby para evitar que siga teniendo connotaciones negativas y se vea como una herramienta estratégica y eficaz de interlocución público-privada y transmisión del conocimiento y experiencia.

Más artículos

Otros análisis

javier alcaine

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

álvaro garcía

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

gabriela páez

venezuela

...
...
...
...
...
......

...

...

..


............



......

rodrigo gómez

españa

Rodrigo estudió la carrera millennial por excelencia -Administración y Dirección de Empresas- para después vivir un periplo por diversas multinacionales en los campos del marketing y las ventas.

En 2019 decide tirarse a la piscina y mudarse a Pamplona para seguir su vocación y cursar el Máster en Comunicación Política y Corporativa.

Desde entonces vive entre la comunicación, los asuntos públicos y la política: Hic manebimus optime.

teófilo beato

argentina

Para Perón la única verdad es la realidad, pero estoy convencido de que esta varía según quien la percibe, estando influenciados por nuestras características personales y el entorno que nos rodea. En VYV comparto mi perspectiva.

Argentino (con todo lo que implica, luces y sombras). Abogado por la Universidad Torcuato Di Tella y Máster en Comunicación Política y Corporativa por la Universidad de Navarra. En VYV, trataré de volcar algo de lo que mi recorrido en el mundo del derecho corporativo y los asuntos públicos me aportó, me aporta, y me aportará (crucemos los dedos).

Escuchemos el doble de lo que hablamos, por algo tenemos dos orejas y una sola boca.

andrés laguna

panamá

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.