Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

Divorcio en la derecha española

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

En España estamos empezando a cogerle el gusto a esto de las mociones de censura. La semana pasada VOX presentó en el Congreso de los Diputados la quinta moción de nuestra Democracia, la tercera en cuatro años. No hubo sorpresa en las votaciones. Frente al sí de los 52 diputados de la formación verde, prietas las filas, los 298 noes del resto de señorías que no consideraron oportuno exigir responsabilidades políticas al Gobierno. Pero en los debates, ahí sí, hubo giros, palmadas en la espalda y aplausos inesperados e incluso un arriesgado cambio de guión por parte de una de las formaciones políticas. 

¿A quién beneficia la moción? Esta es la pregunta que se ha venido haciendo todo el periodismo patrio en los últimos meses, tal es la dificultad para responder a una pregunta previa, instintiva: ¿quién ganó – victoria moral, obviamente – la moción? Desde luego, el bloque de investidura ha estrechado lazos con la firma de un manifiesto «en favor de la democracia». Los firmantes -PSOE, Unidas Podemos, BNG, CUP, Compromís, ERC, EH Bildu, EA, PNV, Junts per Catalunya y Más País- han configurado una suerte de Frente Popular del S. XXI para rechazar «cualquier tipo de apoyo de la extrema derecha, especialmente cuando afecte a la gobernabilidad de las instituciones, ya sea por activa o por pasiva». El PSOE reafirma su posición a la izquierda y su sintonía con los partidos regionalistas y separatistas. Una de las grandes incógnitas de los siguientes comicios será la reacción de los votantes más ‘tradicionales’ del PSOE en comunidades como Extremadura, Andalucía, Castilla y León o Aragón.

Manifiesto «en favor de la democracia» firmado por el bloque de investidura.

Por su parte, VOX aprovechó el tiempo ilimitado que la moción le concede en sus intervenciones para presentar una exposición completa de su programa. Un discurso con tantos y tan dispares mensajes -desde la propuesta de un nuevo plan hidrológico hasta las críticas a Soros y al empuje globalista- que perdió fuerza y terminó disipando la atención de muchos espectadores.

Pero, sin duda, la mayor sorpresa vino del lado de los Populares. La situación de Pablo Casado era complicada, pues esta también era una moción para constatar quién ostentaría el bastón de mando de la oposición durante el resto de legislatura. El PP mantuvo su voto en secreto hasta el último minuto, y su intervención fue la más esperada. El golpe de efecto fue mayúsculo, y dejó pasmados a propios y ajenos, convirtiéndose en el protagonista de la jornada. La sentencia fue clara: divorcio en la derecha. Con el tono belicoso de su discurso y los ataques personales a Santiago Abascal, Casado decidió volar todos los puentes con la formación verde, en una aparente reorientación marianista al centro con la que atraer tanto a votantes de Ciudadanos como a los descontentos del PSOE y abstencionistas. Ha sido una decisión muy arriesgada -el Partido Popular gobierna con el apoyo de VOX en Madrid, Murcia y Andalucía- que parece haber terminado de alejar a muchos de sus antiguos votantes y generado malestar entre algunos miembros de sus filas. Una decisión arriesgada que, al día siguiente, fue aplaudida en todos los primeros periódicos españoles, que dieron a Pablo Casado como el gran vencedor de la moción. Un Casado que «devolvía el orgullo» al PP y que rompía por fin con Vox – excepto en Madrid, Murcia y Andalucía – para liderar el centroderecha. Un alejamiento del extremismo que, ya en el mismo Congreso, contó con la aprobación y elogio del vicepresidente Iglesias, líder de un partido conocidamente moderado. Una palmada incómoda que Vox no tardó en aprovechar, calificando a Casado como el «ministro de la Oposición»; una nueva hornada de eslóganes ya conocidos, como el de «derechita cobarde», ideales para redes sociales pero que ahondan la división entre dos partidos que están condenados a entenderse, ya no tanto por los principios que comparten sino por la excepcionalidad política que atraviesa España.

Pablo Casado, el líder de la oposición, durante su intervención en el Congreso.

Y en esas estamos. En plena segunda oleada del virus, en el comienzo de una etapa en la que se espera un fuerte aumento del desempleo, los encierros y la tensión social. Los bloques parecen ya irreconciliables, las fisuras insalvables. Tal vez tuviera razón el vicepresidente del Gobierno cuando aseguró al Partido Popular, hace unas semanas, aquello de «Ustedes no volverán a formar parte del Consejo de Ministros de este país».

Parece obvio que si ‘las derechas’ quieren volver a gobernar algún día, deberían ir limando asperezas y reconstruyendo puentes con los principios comunes que aún les queden.

Más artículos

Entrevista Irene Matías Campano – APRI

Desde Vuelta y Vuelta siempre hemos abogado por la profesionalización y consecuente institucionalización del lobby, al considerarlo una actividad fundamental para la

Otros análisis

javier alcaine

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

álvaro garcía

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

gabriela páez

venezuela

...
...
...
...
...
......

...

...

..


............



......

rodrigo gómez

españa

Rodrigo estudió la carrera millennial por excelencia -Administración y Dirección de Empresas- para después vivir un periplo por diversas multinacionales en los campos del marketing y las ventas.

En 2019 decide tirarse a la piscina y mudarse a Pamplona para seguir su vocación y cursar el Máster en Comunicación Política y Corporativa.

Desde entonces vive entre la comunicación, los asuntos públicos y la política: Hic manebimus optime.

teófilo beato

argentina

Para Perón la única verdad es la realidad, pero estoy convencido de que esta varía según quien la percibe, estando influenciados por nuestras características personales y el entorno que nos rodea. En VYV comparto mi perspectiva.

Argentino (con todo lo que implica, luces y sombras). Abogado por la Universidad Torcuato Di Tella y Máster en Comunicación Política y Corporativa por la Universidad de Navarra. En VYV, trataré de volcar algo de lo que mi recorrido en el mundo del derecho corporativo y los asuntos públicos me aportó, me aporta, y me aportará (crucemos los dedos).

Escuchemos el doble de lo que hablamos, por algo tenemos dos orejas y una sola boca.

andrés laguna

panamá

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.