Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

Conociendo a ‘Joe’ Napolitan

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

Si el fútbol tiene a Maradona y los hippies a Lennon, la comunicación política tiene a Joseph Napolitan.

No en vano, Joseph -‘Joe’- Napolitan (Springfield, Massachusetts, 1929) es considerado por muchos el padre de la comunicación política tal y como la conocemos. Su participación en campañas internacionales, y su posterior influencia en los profesionales de la comunicación política a lo largo del globo, le convirtieron en el responsable de la internacionalización de las técnicas de consultoría política al estilo norteamericano.

Después de servir en el ejército y trabajar como reportero para un periódico local, Joseph decide abrir en 1956, en su Springfield natal, una agencia de relaciones públicas. Esta agencia le brinda la oportunidad de recibir su bautismo electoral, convirtiéndose en el responsable de la campaña del aspirante a alcalde Tom O’Connor, quien, como seguro ya imaginabais, ganó las elecciones. A partir de ese momento su reputación crece como la espuma y en apenas cuatro años se encuentra asesorando al senador por Massachusetts nominado por los demócratas como candidato para las elecciones presidenciales de 1960: John F. Kennedy.

A lo largo de los siguientes cincuenta años, Joseph Napolitan trabajó como consultor tanto a nivel nacional como internacional. En el ámbito estadounidense, asesorando a candidatos en más de cien campañas electorales, incluyendo a figuras de la talla de Lyndon B. Johnson, en las elecciones presidenciales de 1964, o Hubert H. Humphrey, vicepresidente con Johnson y candidato en las presidenciales de 1968. Y en el plano internacional, actuando como asesor personal de alguno de los grandes líderes políticos de la época, como Yasser Arafat en Palestina, Valery Giscard d’Estaing en Francia o Carlos Andrés Pérez en Venezuela; además, participó en campañas en sitios tan dispares como Rusia, Sudán, Mauricio o Costa Rica.

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que él fue uno de los grandes responsables de la «profesionalización» de las campañas. Si hasta entonces estas solían ser gestionadas por gente del partido, con poca conexión con el mundo exterior, Napolitan, además de la aplicación de las «nuevas» tecnologías para la campaña, introduce el uso de encuestas y métodos de investigación sobre los públicos. Esto le ayudaría a configurar las ideas y mensajes que quería transmitir, basándose en a las preocupaciones reales de los ciudadanos y estableciendo una conexión real con los votantes.

Como asegura su hija Martha, su método fue simple: «tomar una encuesta para ver lo que les importaba a los votantes, ayudar al candidato a decidir lo que él o ella quería comunicar a los votantes y luego, averiguar la mejor manera de comunicar esto a través de la publicidad, discursos, etc.».

Aunque ya no podamos verle en acción -falleció en 2013 en Massachussets, el mismo estado que le vio nacer- su legado continúa vivo en muchos aspectos.

En el plano literario, su libro ‘The election game’ se ha convertido ya en un clásico, casi podríamos decir que en una Biblia de la comunicación política. Una suerte de memorias en las que Napolitan reflexiona sobre los motivos que llevan a un candidato a ganar unas elecciones. Además, es célebre, por su simplicidad y naturalidad, su ponencia de 1986 ante la Conferencia Anual de la Asociación Internacional de Asesores Políticos: «100 cosas que he aprendido en 30 años de trabajo como asesor de campañas electorales». Podéis leer la ponencia aquí: https://lmdiaz.com/wp-content/uploads/2014/04/100-cosas-que-he-aprendido-como-asesor-de-campañas.-J.-Napolitan-2.pdf

Otro de sus grandes legados es la creación de dos de las más notables asociaciones de profesionales del sector: la Asociación Internacional de Consultores Políticos (IAPC, por sus siglas en inglés), que funda junto a su amigo el también consultor Michel Bongrand (que introduce en Francia, durante los años 60, los nuevos métodos de comunicación que se ya se estaban utilizando en Estados Unidos), y la Asociación Americana de Consultores Políticos.

Y por último, pero no menos importante, no podemos olvidar los premios que llevan su nombre: The Napolitan Victory Awards, conocidos como los ‘Oscar’ de la comunicación política. Concedidos por The Washington Academy of Political Arts & Sciences, estos premios son un reconocimiento a «las mejores campañas, a los innovadores, creativos, líderes, activistas, estrategas, políticos y otros profesionales comprometidos con la excelencia». Aunque por razones sanitarias la gala de este año todavía no ha podido celebrarse, os animamos a echar un ojo al a lista de nominados para este año 2020, entre los que hay unos cuantos españoles.

Sirva este artículo como un breve y humilde homenaje a ese hombre inquieto, incombustible y brillante, que supo ser vanguardia en su tiempo y que tan grande impronta dejó en nuestro ámbito profesional.

Más artículos

El verano más frío

Nevaba. No precipitaba así en los veranos de la patria. Tampoco que era verano. En los círculos tropicales cae esa lluvia fría

Cumbres, cumbres y más cumbres

En junio pudimos ser testigos del ápice del glamour político, producto de las agendas de la globalización. El espectáculo y el postureo

Otros análisis

javier alcaine

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

álvaro garcía

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

gabriela páez

venezuela

...
...
...
...
...
......

...

...

..


............



......

rodrigo gómez

españa

Rodrigo estudió la carrera millennial por excelencia -Administración y Dirección de Empresas- para después vivir un periplo por diversas multinacionales en los campos del marketing y las ventas.

En 2019 decide tirarse a la piscina y mudarse a Pamplona para seguir su vocación y cursar el Máster en Comunicación Política y Corporativa.

Desde entonces vive entre la comunicación, los asuntos públicos y la política: Hic manebimus optime.

teófilo beato

argentina

Para Perón la única verdad es la realidad, pero estoy convencido de que esta varía según quien la percibe, estando influenciados por nuestras características personales y el entorno que nos rodea. En VYV comparto mi perspectiva.

Argentino (con todo lo que implica, luces y sombras). Abogado por la Universidad Torcuato Di Tella y Máster en Comunicación Política y Corporativa por la Universidad de Navarra. En VYV, trataré de volcar algo de lo que mi recorrido en el mundo del derecho corporativo y los asuntos públicos me aportó, me aporta, y me aportará (crucemos los dedos).

Escuchemos el doble de lo que hablamos, por algo tenemos dos orejas y una sola boca.

andrés laguna

panamá

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.