Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

“Bridgerton”, los medios de comunicación y el poder de mercado

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

La nueva serie de Shonda Rhimes, Bridgerton, se ha mantenido en las más altas posiciones de los rankings desde su lanzamiento en navidad. No soy alguien que necesariamente disfruta las series de Rhimes. Sus historias se caracterizan por la hipersexualización de las tramas y el morbo producto de retratos de violencia. Ergo, construcciones narrativas fáciles orientadas más hacia el mercado y menos hacia el arte. 

Sin embargo, Bridgerton es diferente. No niego que algo posee de esas características. Pero, esta vez captura el espíritu de otra época (La Regencia Inglesa), donde los modales, las apariencias, el decoro y la dignidad dictaban el orden social. Admito que si de alguien soy fanático, es de la novelista Jane Austen. De muchas formas es la antítesis de lo que Rhimes ha perfeccionado. Mas esta puesta en escena fusiona lo que aparentemente son mundos disímiles en una obra provocadora, exquisita y con lecciones importantes. 

Hablando de lecciones importantes, lee las 4 lecciones de comunicación política de The Crown

Con intención de no brindar spoilers, solo diré que uno de los principales arcos narrativos de Bridgerton consiste en la llegada de un nuevo medio de comunicación durante la “Temporada de Londres” de 1813. Los “Society Papers” son un panfleto de chismes, recopilados y redactados por una figura de la que solo se conoce su seudónimo, Lady Whistledown. Naturalmente, la alta sociedad es la presa en la mirilla de la escopeta de Whistledown. Son el objeto de burlas y, por supuesto, de escándalos que la hábil autora desenmascara a lo largo de la serie. 

El escándalo renta

Los más observadores notarán por qué Lady Whistledown logró una diseminación tan importante que capturó el interés de la Reina. No simplemente se refería a los objetos de sus historias (como era la costumbre de panfletos similares en la época), mencionaba nombre y apellido de cada uno de los privilegiados o desgraciados en aparecer en sus páginas. Además, su tono era provocador y gráfico, algo que hoy asociamos con medios amarillistas

No eran noticias constructivas. Los datos no eran edificantes. No buscaban meramente informar. Al contrario, Whistledown buscaba agitar emociones, algo que, en los casos más extremos acababa con reputaciones y destruía familias. No puedo dejar pasar que a lo largo de la historia, el espectador puede ir conectando los puntos y darse cuenta cómo esta amarillista anónima actúa en función de su propio interés a expensas de la dignidad de otros

Whistledown no era una versión antigua y londinense del Guasón de Christopher Nolan. No deseaba ver “al mundo incendiarse”, caos porque sí. No. Buscaba réditos. Por el morbo que generaban (y la demanda que lo exigía), estos “Society Papers” gozaban de un poder de mercado sin paralelos, al menos dentro de la verosimilitudes de Bridgerton. Lady Whistledown podía ajustar a su gusto la oferta y la demanda de “información”, manipulando en torno su precio. Más allá de lo económico, su poder de mercado también le permitía manipular eventos, comportamientos y actitudes de la sociedad de la que era parte

Consumidores de información informados

Bridgerton es una muestra del poder de los medios y de lo que hemos querido legitimar como medios. También es un llamado de atención a lo que consideramos “información”. Es una crítica sobre el tono que demandan los públicos y lo que consideramos “noticia”. La información es un bien lucrativo, que no quede duda. Y no solamente para fines económicos, sino políticos. Es un ejercicio sano estudiar a quién pertenecen los medios y con qué otros medios y figuras se relacionan para entender su grado de poder de mercado.

Dicho esto, nadie espera que los medios no funcionen en base a ideologías, líneas editoriales e intereses. En democracia eso es permitido y hasta celebrado. Sin embargo, no dejar pasar el entendimiento del modus operandi del “Cuarto Poder” es crítico para contextualizar la información y la tónica de lo que nos presentan.

Un consumidor informado tiene poder”. Este era un slogan de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia de Panamá. Me parece apropiado ahora más que nunca. Como consumidores de información, es clave informarnos de dónde, cómo y por qué se genera la información. 


 Andrés Laguna Martino es licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica de la Syracuse University (Nueva York) y máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra

Más artículos

Entrevista Irene Matías Campano – APRI

Desde Vuelta y Vuelta siempre hemos abogado por la profesionalización y consecuente institucionalización del lobby, al considerarlo una actividad fundamental para la

Otros análisis

javier alcaine

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

álvaro garcía

españa

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

gabriela páez

venezuela

...
...
...
...
...
......

...

...

..


............



......

rodrigo gómez

españa

Rodrigo estudió la carrera millennial por excelencia -Administración y Dirección de Empresas- para después vivir un periplo por diversas multinacionales en los campos del marketing y las ventas.

En 2019 decide tirarse a la piscina y mudarse a Pamplona para seguir su vocación y cursar el Máster en Comunicación Política y Corporativa.

Desde entonces vive entre la comunicación, los asuntos públicos y la política: Hic manebimus optime.

teófilo beato

argentina

Para Perón la única verdad es la realidad, pero estoy convencido de que esta varía según quien la percibe, estando influenciados por nuestras características personales y el entorno que nos rodea. En VYV comparto mi perspectiva.

Argentino (con todo lo que implica, luces y sombras). Abogado por la Universidad Torcuato Di Tella y Máster en Comunicación Política y Corporativa por la Universidad de Navarra. En VYV, trataré de volcar algo de lo que mi recorrido en el mundo del derecho corporativo y los asuntos públicos me aportó, me aporta, y me aportará (crucemos los dedos).

Escuchemos el doble de lo que hablamos, por algo tenemos dos orejas y una sola boca.

andrés laguna

panamá

De Panamá para el mundo. Creo firmemente en la sabiduría de ese trillado pero atinado de slogan panameño de ser «puente del mundo y corazón del universo«. Con la comunicación, la estrategia y el diálogo se pueden abrir caminos y crear los vínculos para avanzar objetivos políticos y de empresa.

Con esa misión en mente, me he desempeñado como en los campos de la diplomacia pública, la gestión de gobierno, en organizaciones intergubernamentales y en campañas políticas en Estados Unidos, Panamá y España. Escribo en Vuelta y Vuelta y brindo mis análisis de política y comunicación en La Previa de TVN Radio (Panamá).

Licenciado en Comunicación y Estudios de Retórica y Relaciones Internacionales de la Syracuse University (NY). Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.